Adiós funnels de venta, hola Flywheel Marketing

Table of Contents

Tal vez has llegado a este artículo sin saber lo que es un funnel de venta y mucho menos qué es eso del Flywheel Marketing.

El utilizar palabras anglosajonas para definir todos estos términos que de una forma u otra están relacionadas con los negocios digitales, tampoco ayuda.

¿Qué tal si te digo que un funnel es lo mismo que un embudo de venta?

¿O tal vez, si te digo que en lugar de flywheel podría haber escrito rueda de inercia?

¿Así tampoco?

No te preocupes.

Hoy nuestro amigo Juan Ramon Levia, consultor experto en marketing digital y CEO de Teamtrafico nos va a explicar qué son estos conceptos, cuál es su aplicación práctica sobre el diseño web y por qué deberías poner empeño en entender su filosofía, teniendo en cuenta que detrás de estas dos ideas reside el éxito o fracaso de muchos negocios a corto y medio plazo.

Empezamos!!!

¿Qué es un funnel de venta?

Un funnel o un embudo de ventas, no es otra cosa que la representación gráfica (y posteriormente llevada a la práctica) del camino lógico que cualquier cliente o posible cliente recorre desde que entra en contacto con nosotros hasta que finalmente nos compra.

Piensa por ejemplo cuando descubrimos que los supermercados dibujaban caminos lógicos que debíamos recorrer y que estaban ideados para que el cliente llenase su carrito al máximo.

Qué decirte de IKEA por ejemplo.

Habrás visto seguramente publicado en multitud de sitios que tienen totalmente estudiado el flujo que han de recorrer los clientes en su interior y que ubican las cosas de forma estratégica para que termines comprando, posiblemente, más de lo que necesitabas.

Un funnel, en síntesis es eso.

Lo de comprar más de lo que necesitas no, eso es cosa de IKEA.

Me refería a lo de dibujar un flujo lógico por el que acompañar a nuestro posible cliente.

Diseña el flujo natural que sigue tu cliente.

Y aplicado a negocios digitales, debemos estudiar bien sobre el papel o con ayuda de alguna herramienta como FUNNELYTICS ese camino lógico que cualquier visitante debería recorrer desde que llega a nuestra web hasta que finalmente, o bien la abandona, o bien nos termina comprando.

Entre el punto inicial y el punto final, el de la venta, se producen fricciones que hacen que no todos los que entran por la parte ancha del embudo (funnel) terminen llegando a la parte final.

Es decir, no todos los que nos visitan, terminan por comprarnos.

Es más, si consigues que en tu web compren más del 1% de visitantes, ya estarás por encima de la media.

Las partes sucesivas del funnel de ventas, de alguna manera, tratan de paliar eso y a través de un proceso de educación, tratan de convencer al visitante que nos visitó y no nos compró de que somos realmente una buena opción para él o ella, independientemente de si busca productos o servicios.

En los últimos años HUBSPOT, empresa fabricante de un completo CRM con multitud de utilidades enfocadas en el marketing y las ventas online, desarrolló un nuevo concepto relacionado con todo este flujo de clientes dentro de una web, al que llamaron FLYWHEEL MARKETING.

El concepto, según HUBSPOT, viene a sustituir y mejorar todo lo que tienen de bueno los funnels o embudos de venta.

Así funciona el Flywheel Marketing.

Todo gira en torno a tres pilares fundamentales: MARKETING, VENTAS y SERVICIO POSTVENTA, entendiendo por servicio postventa, todo lo que pasa con respecto a un cliente justo después de la venta.

Tres pilares, relacionados todos de forma muy estrecha con el actor principal de todo esto: EL CLIENTE.

Mientras que con el funnel de ventas el proceso terminaba con la compra del cliente cuando se producía, salvo que posteriormente a eso, el cliente fuese a parar a otros embudos con productos complementarios o alternativos, la filosofía del Flywheel Marketing va más allá y establece un movimiento cíclico de los clientes dentro de nuestro sistema de marketing.

En las fases iniciales nos preocupamos de atraer a la mayor cantidad de gente posible, con contenidos y soluciones de valor que respondan a las necesidades que cualquiera que tenga interés en nuestro producto o servicio pueda tener.

Una vez conseguido esto, seguimos avanzando en el flujo de atracción de posibles clientes y lo que hacemos es buscar que nuestros visitantes empiecen a interactuar con nosotros y con nuestras publicaciones, de tal manera que nos puedan ver como una marca o un negocio confiable.

En la etapa final, una vez que el posible cliente se ha terminado convirtiendo en cliente y ha decidido confiar en nuestro producto o servicio, nuestro objetivo debe ser conseguir que su experiencia de compra sea inmejorable.

De esta manera, podemos hacer que nuestros propios clientes se hagan embajadores de nuestra marca, nos recomienden a otros posibles clientes y que de alguna forma, nos sigan trayendo de manera indirecta más compradores potenciales a nuestra rueda de inercia, a nuestro sistema de Flywheel Marketing.

Todo esto, lógicamente es escalable y extensible a otros productos complementarios o alternativos que seamos capaces de recomendar a nuestros clientes, una vez que conseguimos salvar la siempre difícil barrera de la primera compra.

Lo mejor de todo esto, es que es automatizable en casi todo el proceso y no necesitamos invertir en herramientas sofisticadas o muy caras.

Cualquiera con una web y un gestor de email marketing automatizado puede disponer de un sistema de venta digital basado en la metodología y en la filosofía del Flywheel Marketing.

El resumen principal que podemos hacer de todo esto es que el funnel de ventas tradicional tiene un final y si aplicas la filosofía del Flywheel Marketing, puedes hacer que los diferentes sistemas de atracción de clientes que puedas tener funcionando en tu negocio, lo hagan de forma coordinada y perfectamente engranada, para que el final de cada uno de esos sistemas sea el principio de otro.

Vender online ya no es una opción.

Es muy importante saber que a día de hoy, vender online ya no es una cuestión de querer o no querer.

No es una opción, es una cuestión de necesidad para cualquier tipo de negocio.

Si todavía no lo has hecho, te animo a que lo hagas.

El futuro de muchos negocios tradicionales pasa por empezar a utilizar las metodologías que usan los negocios de hoy y optimizar al máximo tanto los procesos de marketing como los procesos de venta.

Tradicionalmente han seguido caminos separados, pero hoy en día tienen que trabajar de la forma más coordinada y cohesionada posible, para asegurar un flujo constante de clientes y ventas.

Pese a las circunstancias, nunca antes hubo un momento mejor para crecer y para conseguir que nuestros negocios sean perdurables en el tiempo.

¡Ánimo y a por ello!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
  • Responsable del tratamiento: ROBERTO CANO PICORNELL
  • Dirección del responsable: C/ Dr. Collado Piña nº6 2b, CP 02003, Albacete (Albacete)
  • Finalidad: Sus datos serán usados para poder atender sus solicitudes y prestarle nuestros servicios.
  • Publicidad: Solo le enviaremos publicidad con su autorización previa, que podrá facilitarnos mediante la casilla correspondiente establecida al efecto.
  • Legitimización: Únicamente trataremos sus datos con su consentimiento previo, que podrá facilitarnos mediante la casilla correspondiente establecida al efecto.
  • Destinatarios: Con carácter general, solo el personal de nuestra entidad que esté debidamente autorizado podrá tener consentimiento de la información que le pedimos.
  • Derechos: Tiene derecho a saber qué información tenemos sobre usted, corregirla y eliminarla, tal y como se explica en la información adicional disponible en nuestra página web.
  • Información adicional: Más informaciónen el apartado “SUS DATOS SEGUROS” de nuestra página web.